CRITICA

Crítica: “Bodas de sangre” de Federico García Lorca en la Sala Tribueñe

Susana

12 octubre 2013

INFORMACION

La fuerza de la sangre

Irina Kourbeskaya (Moscú 1946) dirige sin miedo este “Bodas de sangre” después de haber obtenido prestigiosos premios como directora a lo largo de toda su carrera. Redactar su extensísimo currículum nos llevaría demasiado tiempo, sin embargo, no podemos dejar de destacar su labor como directora teatral y su constante implicación en el campo de las artes. Esta implicación la llevó en 2003 a fundar un teatro en un antiguo almacén de ferretería, el Teatro Tribueñe. Irina, en una entrevista ofrecida a La Revista de las Letras, comenta que Tribueñe es “un sueño personal” pero “también se erige en portavoz de mucha gente callada que no ha podido implementar sus obras o que no se arriesga a hacer algo semejante”. “Tribueñe está abierto a mucha gente que viene, actúa y enseña su Arte”.

Para Todos al Teatro ha sido un honor descubrir este espacio teatral y disfrutar de este intenso drama lorquiano que casi tenemos miedo de manchar con las palabras. ¿Quién puede tocar, rozar siquiera la sensibilidad y el desgarro de “Bodas de sangre” sin repetir lo que otros ya han dicho y sin contaminar el puro texto? ¿Cómo huir de lo obvio y adentrarse en las raíces y en la tierra de Lorca?

El escenario se llena de sombras que caminan junto a una voz fúnebre que viene de lejos y recoge el eco de tragedias pasadas al tiempo que parece avisarnos de nuevas desdichas. Dos ataúdes están presentes desde el primer cuadro, los dos muertos que la madre aún vela dominada por su naturaleza herida. La estética ibérica y ancestral, pero moderna, con vestidos negros y rojos, faldas para los hombres, arropa el simbolismo y hace danzar a los muertos con las flores. Todos los personajes están abocados a un destino, no pueden decidir por sí mismos, es la sangre la que decide por ellos. Como ya dijera José Carlos Plaza “los personajes son casi conciencias colectivas”. Nos encontramos con el honor, la muerte, el ambiente opresivo representado por la casa, la angustia y el calor del campo, el erotismo del agua que corre fresca río abajo, y la presencia de la luna como un personaje más, pues en esta tragedia no solo es testigo de la muerte, sino que cuida que ocurra a sus pies.

María Luisa García Budí mantiene el ritmo del drama en su mirada y nos regala una interpretación magistral hasta el final de la obra. Nos postramos ante Matilde Juárez, en el papel de novia, abierta de par en par al dolor y al destino que la subyuga. David García es un Leonardo que domina la escena, absorbiendo cada gota de poesía que se cuela en el texto. No es fácil exhibir un Lorca limpio, ni que su hondura se clave a través de la voz y el cuerpo para que llegue más allá de lo que somos. Por ello felicitamos a este elenco de artistas que hace que nuestra simple presencia de público entregado se convierta en una de esas experiencias difíciles de olvidar.


Puntúa la obra: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (puedes votar). 16 voto(s) actualmente.

Loading ... Loading ...
COMENTARIOS
  1. antonio dijo:
    #1

    Conozco la valía del grupo de teatro Tribueñe demostrada en las varias obras que han sabido montar y actuar. A veces, simplemente, creo que este afán que los conduce de hacer aflorar la signografía/simbología más allá de la dramaturgia realista, transforma las significancias intrínsecas de Lorca en una aparatología quizás excesiva, aunque evidentemente atrayente, con una referencia que siempre termina apoderándose del texto y los hechos, y suele trasladarse hacia la simbología de una procesión del sur, o el oeste español. Alguna vez me gustaría ver en alguno de estos poderosos montajes escénicos la representación simple de una realidad posible, no dominante, con intérpretes que se acerquen más a la cotidianeidad que ahora mismo nos está golpeando. A veces temo que en esas demostraciones sacramentales se acerquen más a un teatro siciliano de marionetas.
    No cabe duda de que el espíritu trágico de la vieja rusia suele aparecer tras la dirección de Irina Kouberskaya, entre luces y sombras y rodeada de mitos ancestrales. De todas formas son montajes vibrantes como las viejas óperas, cargadas de desgracias y tragedias a viva voz.

  2. Nano dijo:
    #2

    Jó, pues para no querer “contaminar la obra con palabras” lo has hecho bastante bien. No conocía esa sala (¿por qué los grandes medios ni se molestan en descubrir lo bueno que existe?) y todo lo que cuenta sobre la obra me ha decidido ir a verla, a pesar de que estoy un poco harto de los montajes de los clásicos del s. XX, por blandos. Este parece otra cosa.

    Gracias

  3. Alba dijo:
    #3

    Siempre me ha gustado esta tragedia, más si cabe desde que fue llevada por segunda vez al cine con Carlos Saura. Lorca toca como nunca los temas centrales de siempre (vida, amor, celos, muerte,…). El montaje de Irina tiene toda la pinta de conmover, así que iré este sábado, que estaré descansada y podré disfrutar más. Tampoco conocía la Sala, y está relativamente cerca de mi trabajo.

    Gracias.

  4. Celes dijo:
    #4

    La crítica es lo que me va hacer ir a ver este pedazo de obra si esta igual, enhorabuena.

  5. Blanche dijo:
    #5

    Lorca ya supone por sí mismo suficiente garantía, pero semejante crítica hace la obra aún más apetecible.

  6. virgi dijo:
    #6

    Leyendo esta crítica, ganas me dan, si no estuviera tan lejos.

  7. Reyes dijo:
    #7

    Delicioso pastel el que se puede gozar fuera de las promociones habituales,últimamente no dejo de hacer descubrimientos fascinantes en materia de espectáculos.
    Y mira que son tiempos difíciles.
    Gracias por inyectarme el deseo de Lorca una vez más.
    Nos vemos en la Tribueñe.

  8. Keiko dijo:
    #8

    La verdad es que ahora tengo curiosidad por verla, y si es una puesta en escena diferente y siendo de Lorca…mejor que mejor.

  9. Nere dijo:
    #9

    Buena obra se desprende de una buena crítica, que anima más si cabe a asomarse al mundo lúgrube que describe y disfrutar de Lorca.

  10. Juezyparte dijo:
    #10

    Excelente descripción de la magia vivida desde la butaca ante, sin duda, una tremenda creación. Quizás sea el momento de asomarse al escenario, puesto que casi sería un crimen perderse esta representación tras lo expresado en esta crítica tan estremecedora.

  11. Pee-Wee dijo:
    #11

    Parece un enfoque distinto a la obra de Lorca …. suena muy interesante!!!!!

    • Deecrock dijo:

      Laura Garceda-Lorca es la primera dciortera del Centro Garceda Lorca, un lugar que simboliza el regreso y reconciliacif3n de la ciudad de Granada con el poeta asesinado. Los fondos lorquianos han permanecido en la madrilef1a Residencia de Estudiantes, pero era intencif3n de la familia del poeta que estuvieran en la capital granadina. Un largo proceso para crear ese centro abierto a todas las iniciativas artedsticas que este9n a la altura del me1s universal de los autores contempore1neos espaf1oles.(…)-Hay quienes acusan a los herederos del poeta de ser excesivamente celosos de su obra.-Hubo mucho control en el franquismo porque no queredamos que se utilizara la obra de Garceda Lorca como si no hubiera pasado nada. En los faltimos af1os se han dado los derechos a todo el que los ha pedido para hacer algo.- La creacif3n del Centro ha supuesto la reconciliacif3n definitiva de la familia con Granada?-En general la relacif3n con Granada es muy positiva, y me1s afan desde que se ha empezado a construir el Centro. La reaccif3n popular es muy positiva y eso es lo que percibo cuando voy por la calle, al mercado, a las tiendas y la gente se me acerca y me felicita. La creacif3n del Centro ha costado me1s de lo que pensaba, y ha sido un proceso largo y complejo. Es algo lf3gico y normal que los fondos de Garceda Lorca este9n en Granada, porque podredan haber estado en cualquier otro lugar del mundo. Creo que su figura puede generar un foco importante de atencif3n, estudio y creacif3n que sf3lo una figura de la fuerza de Lorca puede crear, y mucho disfrute para la ciudad.-Ustedes se oponen a la exhumacif3n de los restos del autor.-Respeto, proteccif3n y ordenacif3n del lugar. Hay que af1adir los nombres de los muertos que este1n ahed, acotar el lugar y tratarlo como un cementerio. -Pero las familias de dos de los asesinados con Lorca han pedido recuperar los cuerpos.-Me parece muy respetable, pero me gustareda pedirles que pensaran en la posibilidad de tomar ese lugar como tumbas de todos y recuerdo de las circunstancias en que murieron, y recordarles con sus nombres y no singularizarlos a los unos de los otros. Me parece muy violento lo de la exhumacif3n porque tuve que exhumar los restos de Hermenegildo de los Redos, y es muy desagradable. Tampoco hay seguridad de que este9n enterrados en un lugar concreto y exhumar los cuerpos sereda una manera de desvirtuar la historia; y ya no seredan vedctimas del mismo crimen si se les individualiza. El parque de Alfacar es un lugar histf3rico al que se puede ir a honrar a todos los muertos, y ahed este1n todos.-Hay quienes dicen que ustedes se niegan a la exhumacif3n porque los restos de su tedo no se encuentran en Alfacar, que este1 enterrado en su finca de Nerja o en la misma Huerta de San Vicente, y que ustedes lo saben.-Eso es del todo inverosedmil y me1s afan que mi abuelo fuera a por los restos de Federico; y afan es me1s inverosedmil que lo hubiera hecho y que no lo supie9ramos. Ademe1s, mis familiares no eran nada de cementerios, de esa gente a la que le gusta ir a poner flores en las tumbas y todas esas cosas. Los Garceda no han pisado un cementerio porque no entraba en sus costumbres.

    • The answer of an expert. Good to hear from you.

  12. Bárbara dijo:
    #12

    Inagotable Lorca, siempre hay algo que descubrir en él. Muchas ganas de ver la obra tras leerte.

  13. Pandereta dijo:
    #13

    Tendre que ir a comprobarlo yo misma desde la butaca porque, asi es, como bien dices “No es fácil exhibir un Lorca limpio, ni que su hondura se clave a través de la voz y el cuerpo para que llegue más allá de lo que somos”.

    Lamentablemente no todas las puestas en escena conmueven y desgarran como lo hacen los textos de Lorca. De hecho, estos han logrado elevar mas de una puesta en escena. Veremos si Tribueñe consigue hacerme revolver de placer en la butaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



ARTICULOS RELACIONADOS