Criticas

‘André y Dorine’, silencios de profunda reflexión

05/10/2017

Mayelit Valera Arvelo

‘André y Dorine’, silencios de profunda reflexión

Ni una palabra, solo máscaras y cuerpos en movimiento hablan en la obra ‘André y Dorine’. Una historia que toca el corazón de todos los espectadores al pasar por el amor, la vejez y la enfermedad. Un emotivo montaje de Kulunka Teatro que se está presentado en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa.

La obra está escrita por Garbiñe Insausti, José Dault, Iñaki Rikarte, Rolando San Martín y Edu Cárcamo, bajo la dirección de Iñaki Rikarte y la protagonizan por Edu Cárcamo, Garbiñe Insausti y José Dault, quienes asumen el reto de interpretar varios personajes sin texto, solo con acciones y una puesta en escena que se expresa con cada movimiento.

Todo ocurre en un pequeño salón donde el frenético tecleo de una máquina de escribir se enzarza a diario con las notas de un violonchelo. Son André y Dorine, una pareja de ancianos que como tantas otras ha caído en la rutina olvidando lo que un día los unió.

De las paredes cuelga el pasado enmarcado como único testimonio de lo que compartieron. Pero una enfermedad será la encargada de sacudir el polvo de su relación, haciéndolos recordar quiénes fueron para luego reencontrarse con quienes son, rememorar cómo han amado para seguir amando.

Es así como sin pronunciar ni una frase más de un espectador suelta algunas lágrimas al ver en el escenario un espejo de una realidad. Una historia sencilla, profunda y universal, donde todos nos conectamos con una vivencia.

Son 90 minutos de sentimientos y acciones de solo tres actores que se colman de aplausos con un gran trabajo. Y es que así es el teatro, no tiene barreras para el entendimiento, es un arte que siempre se las ingenia para tocar la fibra de los espectadores.

Anteriormente había visto el trabajo “Edith Piaf, Taxidermia de un gorrión” de Kulunka Teatro, y si ése montaje me asombró, éste no dejó de hacerlo. Y es que André y Dorine los ha hecho recorrer más de 25 países y ganarse varios reconocimientos. Un trabajo que impacta al ser apreciado en cualquier parte del mundo, ya que no hay texto que impida entender la historia.

Es evidente el trabajo de Kulunba Teatro en cada proyecto teatral. Se aprecia en las tablas un equipo apasionado que va de la mano de la investigación y el talento. Una fórmula perfecta para brillar en los escenarios.

André y Dorine es un minucioso y armónico montaje donde la música también es imprescindible, creada por Yayo Cáceres, quien regala notas mágicas para las atmósferas de las escenas.

“Los que en realidad aman la vida son aquellos que están envejeciendo”, Sófocles

Contenido patrocinado

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario