Criticas

‘La Verità’, obra maestra inspirada en Salvador Dalí

14/11/2017

Mayelit Valera Arvelo

‘La Verità’, obra maestra inspirada en Salvador Dalí

La Verità es un espectáculo maravilloso, sublime, surrealista, una poética obra maestra inspirada en Salvador Dalí. Un montaje como pocos, que se desarrolla encuadrado por un enorme telón pintado por Dalí a principios de los años 40, para un ballet estrenado en Nueva York e inspirado en Tristán e Isolda.

Un telón que regresa a los escenarios – nuevamente – de la mano de la compañía Finzi Pasca. En esta oportunidad en la Sala Roja de Teatros del Canal. Una pieza escrita y dirigida por Daniele Finzi Pasca, quien logra conquistar al espectador con una propuesta única que funde es un mismo espacio teatro, danza, música y circo. Algo realmente meritorio que se aplaude hasta el cansancio.

Cabe destacar que durante tres años el telón original fue parte del show, hoy día es una réplica que igualmente hipnotiza y sorprende. Una impresionante tela de 15 metros de largo y 9 de ancho que muestra esos cuerpos agrietados, con hormigas caminando y un diente de león inmenso que más tarde se esparcirá por todo el escenario.

Los protagonistas de la historia son; Moira Albertalli, Erika Bettin, Stéphane Gentilini, Andrée-Anne Gingras- Roy, Evelyne Laforest, Franceso Lanciotti, David Menes, Marco Paoletti, Félix Salas, Beatriz Sayad, Rolando Tarquini y Jess Gardolin, grandes artistas que destacan por su virtuosismo y su talento al mostrar cuerpos de gomas que giran desde las alturas o patinan a gran velocidad.

Ciertamente es un espectáculo mágico, impresionante, donde se elogia el ingenio y la manera creativa de fusionar diferentes ámbitos artísticos junto a la esencia surrealista de Dalí. Donde el reparto destaca con cada uno de sus personajes, con cuerpos contorsionados que se equilibran o se mueven al ritmo de instrumentos que amenizan la velada, entre cabezas de rinocerontes y tutús de ballet.

Un actor nos da la bienvenida para hacernos entender que hemos entrado en una gran subasta sobre “Francisco Dalí”, y es que el moderador no sabe muy bien de quién va hablar y entre risas se equivoca; más tarde lo corrigen y le enfatizan que es Salvador Dalí. El dinero que recaude será para una casa de reposo “para todos los artistas decrépitos”.

Así es la propuesta, divertida, entre risas y ocurrencias, con malabaristas y artistas que cantan y nos deleitan con melodías. Hay un momento en que se colocan máscaras que llevan el rostro deSalvador Dalí, y cuando se las quitan igualmente la presencia del pintor continúa deambulando por todo el escenario entre plumas blancas, una bicicleta con cabeza de toro o un piano de cola.

Se cuenta que el telón estuvo por años acartonado en un baúl. Probablemente pertenecía al Marqués de Cuevas que fue quien financió el ballet original. Luego pasó a manos desconocidas. Más tarde una fundación decidió adquirirlo y se puso en contacto con Daniele Finzi Pasca para que lo emplease en una de sus obras. Y de este modo llegó de nuevo a los escenarios.

La Verità es una pieza poética y mágica que podría ver inumerables veces, donde se aprecia la esencia surrealista del artista en la atmósfera, con cada acción y cada palabra.

Un excelente trabajo.

Contenido patrocinado

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario