Criticas

‘Anastasia, el musical’, un maravilloso viaje a la Rusia de los zares

25/03/2019

María Sainz-Trápaga Carbajo

‘Anastasia, el musical’, un maravilloso viaje a la Rusia de los zares

El Teatro Coliseum de Madrid ha sido el primero de Europa en acoger la super producción de ‘Anastasia, el musical’. Stage Entertainment, productora líder en musicales, es la empresa que está detrás de este proyecto que ya ha sido un éxito arrollador en Broadway.

El propio Terrence McNally, guionista de la película de animación, firma el libreto de su adaptación al teatro musical, cuyo punto de partida es la leyenda que afirma que la gran duquesa Anastasia Nikoláyevna Románova, hija menor del Zar Nicolás II de Rusia, escapó con vida del asesinato de toda su familia por parte de los bolcheviques durante la Revolución Rusa. Una leyenda a través de la cual va tomando forma la historia de esta joven amnésica que, poco a poco irá recordado sus orígenes tan importante para la historia de Rusia.

Como buena aficionada a los musicales, ‘Anastasia’ era parada obligatoria y más siendo un clásico de mi niñez y de la de todos los de mi generación. El musical, que se basa en gran parte en la película de animación y la de Ingrid Bergman de 1956, tiene mil aspectos a destacar, pero intentaré llevar un poco un orden.

Empezaré por la increíble labor que ha hecho Alexander Dodge con el diseño de una escenografía tan versátil, que permite recorrer a la perfección todos los escenarios de la historia de la princesa rusa. Desde la Rusia comunista hasta el glamur del París de los años 20, la enorme pantalla led y las dos plataformas giratorias te hacen olvidar casi por completo que estás en un teatro, pasando de una escena a otra de una forma rápida y sorprendente.

Por otro lado el vestuario es otro de los factores más destacables de la obra a mi parecer. Linda Cho, diseñadora del vestuario de más de 200 obras de teatro, baile y ópera, y galardonada con varios premios internacionales, hace un trabajo exquisito. Una labor nada sencilla de la que sale más que victoriosa.

Pero vayamos ya directos al factor principal de un musical de este calibre. ¿Está a la altura el casting que Stage Entertainment ha hecho para elegir a los protagonistas? La respuesta es afirmativa. Jana Gómez fue elegida de entre cientos de aspirantes por algo. Con una preciosa y dulce voz que emociona a todo el patio de butacas, la actriz barcelonesa clava el papel de Anya como si hubiera sido diseñado especialmente para ella.

Tampoco se quedan atrás el resto del reparto, todos están prácticamente a la misma altura interpretativa y vocal, a pesar del claro protagonismo de Jana Gómez, consiguen estar todos en consonancia sin destacar especialmente unos sobre otros. Aunque sería injusto no hacer una mención especial a Silvia Luchetti en el papel de Condesa Lily, que rompe un poco con la seriedad de la trama para sacarnos más de una sonrisa. Está simplemente espléndida.

En conclusión, todo un regalo sensorial, Anastasia merece la pena tanto si eres un gran fan de los musicales como si no. Uno de los mejores musicales que ha habido en los últimos años en Madrid.

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies