Criticas

‘Cuzco’, un viaje hacia el interior del ser

21/11/2018

Mayelit Valera Arvelo

‘Cuzco’, un viaje hacia el interior del ser

La obra de teatro Cuzco, escrita y dirigida por Víctor Sánchez Rodríguez, que se está presentando en el Teatro Fernán Gómez, es un viaje a la ciudad con el mismo nombre, una travesía que hace una pareja española con la intención de reencontrase como amantes y salvar su relación. Pero en unos días se darán cuenta que no pueden recuperar lo que ya no existe.

De esto modo lo que era un aliciente se convierte en un calvario. Desde el primer momento se siente que no habrá solución. Es una crónica de una muerte anunciada, frente a una atmósfera hostil de unos personajes que aunque están juntos, se sienten separados. Ya al final de la historia la cuerda no sede más y se rompe. Y es que cada uno se encontrará con sus propias necesidades, las que habían estado obviando, pero que ya no pueden ocultar.

Cada personaje vive su propia tragedia interna, sus fantasmas, sus inconformidades. Con la imposibilidad de soñar, viendo ante sus ojos el fracaso de la última oportunidad. Como telón de fondo el público aprecia el pasado inca y colonial, el terrorismo de Sendero Luminoso, la pobreza andina y el reflejo de una España herida de gravedad.

Es así como esta pareja se encuentra redescubrimiento su propia patria, sus raíces, al toparse con lugares y personajes que les cambiarán sus días; como son los aires de Machu Picchu, una turista italiana y un viejo peruano con su hijo, cada uno de ellos le dará un toque puntual a la historia. Y lejos de unir los deteriorados lazos de amor, el viaje revelará otras inquietudes.

Con una propuesta escénica simple, sin muchos elementos, solo el escenario cubierto de hojas verdes, los protagonistas se plantan con fuerza para defender cada uno de sus diálogos, ellos son Silvia Valero y Bruno Tamarit, quienes atraparán las miradas de los espectadores con su excelente interpretación. Son ellos el eje de una puesta en escena sostenida en el texto, donde les toca explotar una verdad que se estaba condensando.

La pieza transcurre en 90 minutos aproximadamente, con palabras contundentes que inquietan, que incitan a saber más de estos personajes perdidos que comenzarán a escribir una nueva historia. Porque nada está escrito, hoy estamos aquí, pero mañana no sabemos. Escuchar su interior, sus necesidades, es lo que hacen estos personajes que se embarcan en un nuevo viaje, no solo de países, sino de ellos mismos.

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario