Criticas

‘El gran despipote’, una parodia magicómica

18/12/2018

Mayelit Valera Arvelo

‘El gran despipote’, una parodia magicómica

‘El gran despipote’ llegó al Teatro Capitol de Gran Vía para hacer reír a los madrileños en estas Navidades.

Una parodia magicómica escrita por J.J.Vaquero, Jaime Figueroa y Jorge Blass, quienes desde un principio dejan bien claro que no es un espectáculo sobre el afamado mago que todos conocemos, sino que es una propia creación de hechizos, diversión y risas.

La historia es protagonizada por tres magos que se sacaron un máster en la Rey Joward Carlos, ellos son: Jarry, Ronaldo y Herminia, interpretados por Ángel Martín, Jaime Figueroa y Cristina Medina, quienes se divierten en escena al máximo, con esta parodia que no está autorizada, ya que confiesan entre risas que no tienen los derechos de la cotizada saga. Y junto a ellos Patricia Rayo.

Este trío de magos, inquietos, sorprenderán al público con sus actos de ilusionismo y disparatadas escenas. Son ellos los causantes de un verdadero despipote en las tablas con atractivos actos de magia y diversión a tope. Cabe destacar que la dirección escénica es de Gabriel Olivares y la dirección mágica es de Jorge Blass.

Realmente un espectáculo encantador, con un texto ingenioso, una dirección bien pensada y unos actores entregados para hacer pasar la mejor velada a sus espectadores. Ellos sorprenden con cartas voladoras, apariciones, manzanas que desaparecen y un sinfín de actos que mantendrán las miradas de los asistentes postradas en las tablas.

Con desparpajo sacan sus varitas para hacer de las suyas en el escenario y despistar la percepción del ojo humano. La puesta en escena se completa con algunas imágenes de vídeo que se proyectan a gran escala para desarrollar la trama. Todo muy bien pensado y estudiado. Los personajes interactúan con el público, los involucran en sus hazañas. Es así como las risas se apoderan del recinto durante 90 minutos, con un elenco que aparece y desaparece a un ritmo vertiginoso, dando rienda suelta a lo imprevisto.

Un montaje trabajado, ensayado y con dedicación que logra buenos resultados. Sin embargo las opiniones pueden estar encontradas, ya que para muchos no será tan atractivo porque no es realmente una obra sobre su personaje predilecto. Mucho menos estarán de acuerdo con las caracterizaciones. Pero son cosas diferentes. Es una historia propia, creativa, con originales puntos de vista, donde la magia es protagonista de la escena para la gran diversión del Despipote.

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario