Criticas

Concha Velasco se divierte con ‘El Funeral’

09/10/2018

Mayelit Valera Arvelo

Concha Velasco se divierte con ‘El Funeral’

La obra El Funeral, protagonizada por la consagrada actriz Concha Velasco, se estará presentando hasta enero del 2019 en el Teatro La Latina.

La pieza fue escrita y dirigida por su propio hijo, Manuel M. Velasco, a quien le encargó una “comedia blanca muy loca” para divertirse con su público y despedirse de los escenarios.

Durante 90 minutos la querida actriz deja en evidencia su profesionalismo, sus 64 años de carrera. Y como pez en el agua se luce con desparpajo y se divierte a plenitud en las tablas. Una obra que ha sido hecha a su medida para que brille y sonría. En esta oportunidad interpreta a la actriz, Lucrecia Conti, la más importante del cine, teatro y televisión de España, quien ha fallecido.

Cuando el público entra a la sala, es invitado por las nietas de Lucrecia a subiera al escenario – donde está el féretro – y despedirse de su abuela. Lo espectadores acceden a la petición, hacen su fila para darle el último adiós a la actriz y también pueden escribir en el libro del duelo. Desde ese momento los asistentes forman parte de la pieza.

En el escenario se aprecian dos coronas de flores blancas a cada esquina. En el fondo una pantalla con la imagen de la actriz, hay algunas sillas y una mesa en la parte posterior. Con el transcurrir de los minutos comenzarán a suceder cosas inimaginables en el espacio, y es que cuando se viene del más allá, y con algunos poderes, cualquier cosa puede pasar.

Para despedir a Lucrecia el Ministerio de Cultura organizó su despedida en un imponente teatro. Recinto donde sus admiradores se han acercado para colmarla de infinitas muestras de cariño. Sus nietas Ainhoa y Mayte son las anfitrionas de la noche, ellas ponen orden del velatorio. También aparece Miguel, un primo lejano cuyo parentesco real es desconocido.

Estos tres personajes son interpretados por: Cristina Abad, Clara Alvarado y Enmanuel Medina, quienes están a las órdenes de su abuela, quien al parecer no está tan muerta como se piensa y regresa del otro mundo para terminar algunas cositas pendientes. Es así como la noticia se esparce como pólvora por los medios, quienes se acercan al teatro en busca de la primicia.

Pero el fantasma de Lucrecia cierra el teatro y no quiere que nadie salga ni entre. Es así como los asistentes quedan encerrados en la sala, pero no se preocupen que para no agobiarlos la actriz les manda a preparar algo de comida, las provisiones solo llegan a la platea, pero la anfitriona se disculpa para los que están en balcón, quienes se ríen viendo la estampa desde las alturas.

Al velorio no podía faltar su representante, Alberto Luján, interpretado magistralmente por Jordi Rebellón, quien sigue trabajando luego de su muerte, ya que su teléfono no para de sonar desde que se enteraron de su regreso de la muerte. Ahora todos los programas de televisión quieren al fantasma en su pantalla. Como no hay precedentes de algo así la actriz aprovecha para solucionar, viva o muerta, todos sus problemas profesionales y personales.

De este modo Concha Velasco encanta con su interpretación, con su traje blanco que la hace desaparecer entre las paredes. Acaparando así todas las miradas de los asistentes, y es que próxima a cumplir 79 años (el 29 de noviembre) todavía tiene mucho temple en las tablas. “Incluso después de la vida el espectáculo siempre debe continuar”, enfatiza Lucrecia, quien recuerda que “nadie se va del todo para siempre”.

Al final de la función, colmados de aplausos, la gran protagonista de la noche, Concha Velasco, confiesa su emoción de regresar al Teatro La Latina: “Estoy muy emocionada de volver”, dice con regocijo. No se contiene y confiesa su gran deseo: “cuando me muera quiero que me velen aquí en el Teatro La Latina con ustedes”, expresó sonriendo y agradecida por el cariño de sus fieles seguidores, quienes sin importar la obra, fueron principalmente verla a ella.

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario