Criticas

‘Nine’, un musical de recuerdos y amores

23/07/2018

Mayelit Valera Arvelo

‘Nine’, un musical de recuerdos y amores

El musical ‘Nine’ brilla en el Teatro Amaya con un elenco que se colma de aplausos y elogios con cada función.

Una historia que nació del libreto de Arthur Kopit para el musical del mismo nombre en 1982, y que a su vez está basado en la película 8½ de Federico Fellini (1963). En esta oportunidad el montaje de Showtime Producciones está bajo la dirección de Javier Adolfo.

La historia gira alrededor de Guido, interpretado magistralmente por Álvaro Puertas, quien es un director de cine que intenta planear su próxima película después de un fracaso rotundo. Pero mientras piensa sobre su nuevo proyecto, comienza a recordar sucesos importantes de su vida y todas las mujeres a las que ha amado y dejado, por lo que se convierte en un desfile de féminas hermosas que lo atormentan y lo aman.

Se abre el telón con la entrada del protagonista a escena, quien aparece por todo el pasillo de la sala para subir al escenario y torturarse con lo que es: “el maestro” del cine, quien se encuentra en un momento muy difícil de su vida al haber perdido la inspiración para la próxima creación en el séptimo arte. Álvaro conquista las miradas de los espectadores con su fuerza en las tablas y su excelente interpretación.

También deslumbran la escena, con sus cuerpos perfectos y sus rostros de porcelana, las  actrices: Roko, Patrizia Ruiz, Chanel Terreno, Marcela Paoli, Idaira Fernández, Chus Herranz, Angels Jiménez y María José Garrido, quienes se lucen con sus coreografías, sus siluetas en movimiento y sus sonrisas al unísono. Mención especial para Marcela Paoli quien interpreta a la productora Liliane, quien logra seducir al público con su arrollador poderío escénico.

Cabe destacar que en el escenario deambulan constantemente lentejuelas, accesorios llamativos y vestidos sensuales que acaparan las miradas de los asistentes. Algunos de los momentos que hipnotizan a los espectadores son los temas “Be Italian” y la divertida “Folies Bergère” donde la magia de las tablas engalana la noche. Cada uno del elenco pone su registro vocal para lucirse con sus melodiosas voces.

Lo que si extrañamos es una orquesta con mayor fuerza, y no porque esta no la tenga, porque suena genial, sino porque está ubicada a un costado del primer piso y el sonido se lo traga, se encajona, no trasciende, sentimos la ausencia de un sonido nítido y más potente como en los grandes musicales. La dirección musical es de Borja Arias.

También echamos de menos una escenografía más dinámica, con algunos movimientos que sorprendan, ya que al estar siempre la misma – estática de principio a fin – puede llegar a cansar la vista, ya que no hay un panorama visual diferente, por lo que falta más color y brillo para conquistar a los espectadores.

Pero estos detalles son superados por el histrionismo del elenco, quienes con sus voces, cuerpos e interpretación emocionan al público con su talento. Son dos horas – con un intermedio – donde las féminas se disputan el amor de Guido quien luego se queda tan solo con su fracaso y confusión, haciéndolo pensar en cosas inapropiadas para sus días.

Y es que al final cada uno labra su propio camino y recoge sus propios frutos. Es sí como cada uno buscará la mejor vía para conseguir el éxito, no hay recetas exactas, pero si un ingrediente principal, no darse por vencido y seguir adelante en la búsqueda del éxito. Así seguirá Guido en la busca de sus nuevos triunfos.

Recordemos que en el 2009 se estrenó la película estadounidense Nine, dirigida por Rob Marshall, protagonizada por Daniel Day-Lewis, Marion Cotillard, Sophia Loren, Nicole Kidman, Judi Dench, Penélope Cruz, Stacy Ferguson y Kate Hudson en los papeles principales, la cual contó con críticas y comentarios muy diversos, convirtiéndose en un trabajo meritorio para la gran pantalla.

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario