Criticas

‘Todas hieren y una mata’, la comedia perfecta

22/02/2019

Susana R. Sousa

‘Todas hieren y una mata’, la comedia perfecta

“En el verso cristalizan las verdades de forma más duradera” Álvaro Tato.

Después de ver ‘Todas hieren y una mata’ me pregunto si Lope de Vega no se habrá reencarnado en Álvaro Tato o, en una suerte de encantamiento, el Fénix de los ingenios le ha transferido su naturaleza monstruosa antes de morir en 1635. También es cierto que desde sus inicios, Tato ya apuntaba maneras y que con Ron Lalá convirtió su pasión por los clásicos en un jardín de obras maestras. Y digo jardín porque es una palabra y un concepto muy significativo en esta nueva comedia nacida de su alma inquieta. Tan inquieta como clásica y poética, porque ‘Todas hieren y una mata’ está escrita, según él mismo ha contado, a ratos durante la gira de ‘Cervantina’ (Premio Max 2017 Mejor Espectáculo Musical) y está cargada de poesía y de inquietud.

Inquietud por volver al origen, al teatro carente de recursos escénicos, a la desnudez que dispara la imaginación del espectador. En lugar de un jardín, habrá un lienzo con la palabra “jardín”, en lugar de unos matorrales, el personaje declamará que alguien se esconde tras unos matorrales. De esta forma, se dispara la imaginación del público y para cada espectador habrá un jardín y unos matorrales diferentes.

‘Todas hieren y una mata’ es una vuelta a ese origen al tiempo que un desafío que responde a la pregunta del autor “¿puede escribirse hoy una obra teatral en verso clásico?”. La respuesta está clara: Sí. Se puede escribir y se puede dirigir, pero no todo el mundo sabe. Álvaro Tato y Yayo Cáceres sí y lo han hecho sin dejar de mirar al presente y al futuro de las artes escénicas.

Omnes vulnerant ultima necat

La comedia comienza cuando Alba, una vehemente profesora de literatura, traslada a sus alumnos su amor por la literatura a través de la comedia inacabada que están a punto de presenciar. Una comedia de hace 400 años que fue encontrada cuando se realizaban las remodelaciones del teatro en el que están. Esta comedia está protagonizada por seis personajes: Aurora, la dama, Daniel, el galán, la Bruja del bosque, El Corregidor, Teresa, la criada y Pico, el criado. Siete personajes en total para tres actores y dos actrices que hacen un trabajo espléndido en escena. Destacar uno sobre otro no sería justo, porque los cinco redondean cada intervención con el broche perfecto. Si el texto es bueno en sí mismo y la dirección consigue amplificar la brillantez del libreto, las interpretaciones convierten a ‘Todas hieren y una mata’ en la comedia perfecta.

Es un viaje en el tiempo que nos hace recuperar ese amargo pasado que apresó a las mujeres en jaulas de oro, pero que también nos permite maravillarnos del preciosismo de la comedia barroca de capa y espada. La belleza literaria de los romances, las redondillas o los sonetos que nos hablan de duelos de honor, mujeres que leen y criados pícaros. Tres jornadas para una puesta en escena que se reduce al trabajo de los actores,  al verso, al baile de los cuerpos y a la magia que regala el “aquí y ahora”. Y, por supuesto, la música, que es protagonista indiscutible de la obra. Original de Yayo Cáceres para esta comedia construida a la manera de la comedia nueva de Lope.

Un teatro puro con un original diseño de vestuario, uno de los pocos elementos que se permite la obra, en el que se rompe la cuarta pared para inmiscuir al público aún más en las andanzas que desbordan los clásicos y que permite momentos para la risa, la reflexión y, por supuesto, para la emoción.

Una de las mejores obras que puede verse esta temporada en la escena española. No la dejen pasar, no se arrepentirán.

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies