Criticas

‘La verdad de los domingos’, directo al hipotálamo

26/01/2019

Susana R. Sousa

‘La verdad de los domingos’, directo al hipotálamo

‘La sociedad no acepta que podamos ser felices por nosotros mismos’ Juan Bey, autor de ‘La verdad de los domingos’

En su Web, Juan Bey se nos presenta así:

“Desde pequeño he querido ser yo, pero también he querido ser otros. Cuando descubro que eso es la profesión de actor, encuentro mi vocación”.

Juan Bey ha estudiado música, interpretación, sabe cantar, bailar y no deja de formarse realizando talleres intensivos y cursos magistrales en verso, técnica actoral e interpretación ante la cámara. Ha trabajado en TV, le hemos podido ver en algunas series de éxito, pero es en el teatro donde lo hace de forma más continuada y con diferentes registros. “Priscilla. Reina del desierto”, “Cómeme el coco, negro”, La ópera del Malandro” o “El Guardaespaldas” son algunos de los espectáculos en los que ha trabajado.

Con su texto ‘La verdad de los domingos’, demuestra que, además de actuar, sabe escribir teatro y dirigir, por lo que estamos ante un artista completo que está llamado a darnos grandes satisfacciones.

‘La verdad de los domingos’ nació en México como una pieza para microteatro en la que el tema principal era el sexo. Cuando su autor, Juan Bey, se planteó extender el formato, no imaginó que llegaría a durar tres temporadas y que su éxito fuera tan grande. O quizás sí. El Teatro Galileo acogió este monólogo no apto para románticos durante dos temporadas con gran afluencia de público y muy buenas críticas. Como protagonista de la primera temporada, el propio Juan Bey, sustituido por el actor Íñigo Asiain en la segunda. Ahora, podemos ver el monólogo en la Sala Mirador, a la que Todos al Teatro acudió para descubrir cuál es la famosa verdad de los domingos.

En el escenario, el actor iñigo Asiain interpreta a Héctor Sinisterra, un polémico escritor de bestsellers de auto ayuda. La historia comienza en la presentación de su último libro ‘La resistencia de los globos’, pero el personaje hace un requiebro para hablar de otro libro, uno que nadie quiere publicar: ‘La verdad de los domingos’. A partir de aquí, el monólogo nos ofrece una buena dosis de comedia que, en un principio, parece que va a contar lo de siempre, sin embargo no es así.

Héctor Sinisterra nos llama mentirosos e hijos de puta. También se lo llama a sí mismo. Llegar a una conclusión así no es fácil y, sobre todo, no es cómodo. En cierto modo, llegar a esa conclusión y saber que has llegado es importante, aunque solo sea por el recorrido que debes hacer en tu trayectoria personal. Recorrido que incluye muchas preguntas sobre quién eres y cómo has llegado hasta aquí (hasta el momento presente en el que te encuentras como sea que te encuentres). Después, ya si eso, se puede desandar lo andado.Iñigo Asiain se mete en el papel del escritor y da rienda suelta a una vis cómica que es capaz de mantener durante todo el monólogo. Aunque, a ratos, el ritmo frena para ofrecernos un momento de reflexión. Interactúa con el público de forma bastante natural, animándonos a hacernos preguntas.

En una entrevista ofrecida a Primera Fila, Juan Bey cuenta que, durante su gira por México, se enteró de que muchas parejas cortaban después de ver la obra, por lo que tuvieron que lanzar una circular en la que decían “en ‘La verdad de los domingos’ no queremos que dejéis a vuestras parejas, sino que folléis más.

Más información

‘La verdad de los domingos’, directo al hipotálamo

La verdad de los domingos

CNC Sala Mirador

Juan Bey

Íñigo Asiain

03/02/2019

60 minutos

desde 14 €

Tu puntuacíon

Comentarios de los usuarios

Añadir comentario